Recomendaciones ergonómicas para trabajadores de limpieza



El trabajo del personal de limpieza, se considera de alto riesgo, dado que al momento de realizar sus labores diarias, se ven expuestos a una serie de riesgos ocupacionales, que pueden afectar severamente su salud. 

El personal de limpieza puede encargarse tanto de labores en centros de atención al público, en situación de dependencia en oficinas, organizaciones, etc  o incluso, cuando se trabaja por cuenta propia.

Este tipo de trabajo implica barrer, fregar, trapear, limpiar el polvo, arreglar muebles, sacar residuos sólidos, separarlos en cubetas, de acuerdo al tipo de residuo, etc.

También deberá hacer la limpieza de los distintos ambientes, como son servicios higiénicos, talleres, etc.

Tomemos en cuenta que los trabajadores de limpieza pueden efectuar labores, tanto en oficinas, fábricas o en servicios a domicilio. 


¿Qué aspectos en ergonomía deben ser tomados en cuenta? 

Los trabajadores de limpieza deben manejar en distintos turnos, sea mañana, tarde o incluso, en horario nocturno.

Así mismo, existen diferentes modelos para organizar el trabajo, dependiendo de la carga laboral, turnos y la distribución de las tareas.

Las tareas se supervisan por el mismo contratante, o en caso pertenezcan a una empresa en particular, tienen un coordinador.

Los aspectos ergonómicos a considerar son los siguientes:

Problemas ergonómicos como son las postura, tareas repetitivas, uso de la fuerza, entre otras.

Con referencia a la postura y a la repetitividad, el movimiento de barrer influye en la flexión de los brazos y codos, simultáneamente en el tronco, flexión en el tronco cuando se usa el recoger objetos, levantar baldes, recogedores, escobas, etc

Otras tareas como fregar los pisos, son tipos de movimientos repetitivos que implican la flexión de los brazos y codos, así como del tronco. 

Este tipo de actividad conlleva emplear fuerza intensa, tanto de pasar los trapos de limpieza como durante el escurrido de los mismos.

En general se consideran los siguientes aspectos ergonómicos en la fuerza y manejo de las cargas:

  • Fuerza para mover los muebles y otros para limpiar los residuos sólidos
  • Manipulación de bolsas de basura llenas.
  • Reciclaje de residuos en el lugar de trabajo
  • Empujar carro de limpieza
  • Posibles riesgos de lesiones, cuando se recogen restos de basura como son vidrios, lozas rotas, fierros oxidados, etc
También tomemos en cuenta los riesgos psicosociales a los cuales están expuestos los trabajadores, como son altos niveles de estrés, agotamiento, poca relaciones interpersonales, ausencia de comunicación con otros trabajadores

Recomendaciones ergonómicas:
  • Usar ropa de trabajo adecuada y con implementos de protección personal, como son guantes de trabajo, mascarillas, etc
  • Evitar cargar exceso de peso. Se recomienda el uso de carritos de trabajo para llevar las bolsas con basura .
  • Usar escaleras de trabajo seguras y antideslizantes. 
  • Usar mangos largos para los escurridores, de material cómodo y con punta de goma para las manos. 
  • Mopas grandes para abarcar mayor superficie al momento de la limpieza. En la medida de lo posible, usar aparatos tecnológicos. 
  • Sustituir herramientas manuales por herramientas motorizadas, a fin de disminuir los movimientos repetitivos y el sobre esfuerzo.
  • Realizar talleres de inducción sobre manipulación de residuos sólidos y  recomendaciones ergonómicas a todos los trabajadores nuevos.
Para finalizar, es importante fomentar que los trabajadores se relacionen entre sí, a fin de promover el trabajo en equipo y mejorar los canales de comunicación.